Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información consultando el Aviso Legal.
Aceptar

Deusto Business Alumni

compartiendo crecemos juntos
Ana Isabel Conde: En el mundo anglosajón valoran tu trabajo, tus resultados y tu disposición
  • Inicio
  • Actualidad
  • News / Magazine
  • Noticias
  • Ana Isabel Conde: En el mundo anglosajón valoran tu trabajo, tus resultados y tu disposición

Ana Isabel Conde: En el mundo anglosajón valoran tu trabajo, tus resultados y tu disposición

Miércoles, 30 Enero 2019
Ana Isabel Conde: En el mundo anglosajón valoran tu trabajo, tus resultados y tu disposición

Una carrera internacional con Alumni DBA

 

Deusto Business Alumni dentro de su plan de trabajo de impulso a la internacionalización, desarrolla entrevistas a antiguos alumnos que estén desarrollando su carrera profesional en el exterior para publicar en sus soportes de comunicación.  En esta ocasión, os ofrecemos la realizada a Ana Isabel Conde Morales, promoción 1989, fundadora y CEO de Berconlux LLC (berconlux.com), que vive en Miami.

 

En el mundo anglosajón valoran tu trabajo, tus resultados y tu disposición

 

En 1990 recibí una beca de la Unión Europea para pasar 12 meses en Edimburgo, (Escocia). En agosto de 1991 fui elegida por el gobierno español bajo el programa FACA (dependiente del Ministerio de Defensa) para trabajar durante un año en EE.UU. en McDonnell Douglas Corporation, (actualmente Boeing, www.boeing.com). Tras una temporada en España, en septiembre de 1993 regresé a EEUU al ser contratada por NeoStrata, y posteriormente como Vicepresidenta de una compañía norteamericana, Memory Secret, Inc, ubicada en Miami donde me instalé.

 

En 2012, fundé Naturalle LLC, una empresa de consultoría para asesorar a empresas extranjeras que quieren establecerse en EEUU. Todo ello me llevó a consolidar y formar en 2018 una nueva empresa con otros socios llamada BERCONLUX LLC.

 


Yo tenía muy claro que me quería ir al extranjero al terminar la carrera ya que en la época en que la cursé no había posibilidad de ir al extranjero como ocurrió poco después con el proyecto ERASMUS. Tuve la suerte de conseguir una beca para ir a Edimburgo.

 

Después obtuve otra beca y fui a EEUU, y allí tuve la oportunidad de conocer a los CEO de algunas empresas norteamericanas; solicité trabajo y me lo dieron. Siempre he ido con la idea de que podía y a pesar de que no tenía apenas experiencia ni muchos conocimientos, tenía muchísima motivación y ello lo transmitía en cada una de mis entrevistas.

 

Los acuerdos entre universidades de diferentes países para que los alumnos puedan y tengan la posibilidad de estudiar en el otro país considero que es un gran plus en toda formación universitaria que quiera gozar de proyección internacional.

 

A los estudiantes del último año, les animo a que sean fieles a sus deseos, sueños y que luchen y vayan a por ello, si es salir al extranjero buscaran la fórmula para ello. Vivimos en un mundo globalizado y tecnológicamente muy avanzado donde las distancias pueden ser físicas, pero no así las emocionales porque podemos estar en comunicación casi instantáneamente con nuestras familias, amigos, nuestros compañeros de trabajo.

 

Cuando yo terminé la carrera apenas empezaban los ordenadores a implantarse en las universidades de manera masiva, el internet empezó un poco mas tarde, y los teléfonos móviles eran aun inexistentes. Las aventuras que tuve en St. Louis cuando llegué fueron múltiples, sin saber conducir un coche automático me dijeron en el aeropuerto recién aterrizada: la “D” para adelante y la “R” para atrás; con mapas físicos porque no había navegadores, y en una ciudad donde todo se hacía en coche…y muchas más aventuras que me parecía ser una alienígena aterrizada en otro planeta. No obstante, de las situaciones con dificultades y de las adversidades aprendes a desarrollar estrategias para tomar las mejores decisiones y afrontar nuevas situaciones con valentía, aunque por dentro estés con mucho miedo, es una buena experiencia para el autoconocimiento de uno mismo y para el crecimiento personal.

 

Yo no pretendo convencer a nadie sino simplemente transmitirle mi pasión por conocer nuevas culturas, sociedades, salir de la zona de confort y descubrir un mundo quizás ahora más homogéneo por el fenómeno de la globalización, pero apasionante cuando lo vives en vivo y en directo. Además, es la mejor forma de perfeccionar un idioma. Y para mí, quizá lo más importante es que te hace una persona más tolerante, más humana, y mucho mejor persona, y te das cuenta de que todos somos realmente muy iguales, pueden cambiar las formas, estar en sociedades más individualistas como la norteamericana o colectivistas como las asiáticas y mediterráneas, pero todos tenemos las mismas emociones, aunque las expresemos de manera diferente.

 

Un ultimo detalle, el haber podido trabajar y desarrollar mi carrera profesional en el mundo anglosajón ha sido increíble, porque nunca me pusieron pegas ni por ser mujer, ni por ser joven (cuando empecé), ni por mi acento al hablar en inglés. Ellos valoran tu trabajo, tus resultados, tu disposición. Siempre me he sentido muy bien tratada tanto en las empresas en que he trabajado como como los clientes e instituciones de otros países con los que manteníamos relaciones comérciales.

 

Como dijo Martin Buber, “Todos los viajes tienen destinos secretos sobre los que el viajero nada sabe”.
 

Referida por: Deusto Business Alumni
Fuente: Deusto Business Alumni