Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información consultando el Aviso Legal.
Aceptar

Deusto Business Alumni

compartiendo crecemos juntos
Encuesta de Lanbide: La tasa de ocupación del alumnado de Deusto tres años después de acabar su carrera es del 91,4%
  • Inicio
  • Actualidad
  • News / Magazine
  • Noticias
  • Encuesta de Lanbide: La tasa de ocupación del alumnado de Deusto tres años después de acabar su carrera es del 91,4%

Encuesta de Lanbide: La tasa de ocupación del alumnado de Deusto tres años después de acabar su carrera es del 91,4%

Lunes, 16 Septiembre 2019
Encuesta de Lanbide: La tasa de ocupación del alumnado de Deusto tres años después de acabar su carrera es del 91,4%

 Por la inserción laboral


La Encuesta de inserción laboral que realiza Lanbide-departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco sobre el empleo del alumnado de la Universidad de Deusto destaca que la situación laboral de los graduados que concluyeron sus estudios en el 2015, revela una evolución muy positiva en los últimos años con una tasa de ocupación del 91,4%. Con respecto a la anterior promoción de 2014, la tasa de desempleo entre los antiguos alumnos de Deusto ha caído 2,1 puntos, y si se toma como referencia el año 2009, inicio de la crisis, la reducción del paro es de 6,6 puntos.

 

La consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, y el rector de la Universidad de Deusto, José María Guibert, han presentado en Bilbao el análisis del acceso al empleo de las alumnas y alumnos que finalizaron su carrera en 2015 y cuyos resultados “consolidan esa línea de mejora de la actividad, ocupación y desempleo experimentada en los últimos años entre la población universitaria”.

 

El 72% de las personas graduadas en Deusto en 2015 (1.203 jóvenes) participaron en la encuesta en la que Lanbide analiza cada año la inserción laboral de las personas graduadas tres años después de conseguir su titulación, un tiempo que se considera suficiente para enfocar una carrera profesional hacia un sector o profesión determinada. Para la Sailburu de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal “los estudios que elabora Lanbide en este sentido constituyen una de las herramientas más importantes del plan de seguimiento de la transición entre el sistema educativo y el sistema productivo de Euskadi”.

 

Según el rector José María Guibert, “conscientes de esta realidad y de la importancia de la formación universitaria en la obtención de un primer empleo, el objetivo está en maximizar la empleabilidad de los graduados. Para ello, la institución académica trabaja día a día para ajustar la oferta universitaria con el mercado de trabajo.

 

En este sentido, se están diseñando y lanzando nuevos grados que respondan a los perfiles profesionales que se demandan actualmente. Ejemplos de ello son el grado de Industria Digital y los títulos que comenzarán en el año 2020: grado en Medicina, grado en Ingeniería Robótica y grado en Inteligencia Artificial”.

 

En opinión de Guibert, “la Universidad ha de fomentar la experiencia del alumnado en su etapa universitaria a través de las prácticas y la formación dual. Para ello, el objetivo es consolidar la larga experiencia en su política de prácticas curriculares y extracurriculares (más de 90% de los estudiantes realizan prácticas en las 1422 entidades conveniadas, lo que supone un total de 1.071.540 horas de prácticas). En relación con las titulaciones duales, Deusto cuenta ya con tres implantadas y otras 7 en tramitación”.

 

Trabajando

A finales de 2018, momento en el que Lanbide realizó la consulta, 1.030 jóvenes de la Universidad Deusto, de la promoción de 2015 (86%) habían encontrado un empleo; otros 95 (8%) seguían buscando en el mercado laboral una salida profesional, y 75 (6%) estaban estudiando un postgrado u otra carrera en el momento de contestar la encuesta.

 

La promoción de 2015 registró una tasa de paro del 8,6%, 11 puntos menos que la de 2010 (19.6%). La mejor situación de la población universitaria respecto al empleo se refleja en el incremento del empleo encajado, que en 2018 se elevó hasta el 86%. También resulta significativo que tres de cada cuatro personas trabajen en esas fechas en un empleo ajustado a sus estudios; es decir, específicamente “de lo suyo”.

 

Las conclusiones de la encuesta de Lanbide son muy positivas ya que consolidan una línea de mejora de la actividad, la ocupación y el desempleo de la población universitaria de Deusto. Las empresas vascas demandan talento joven y lo están encontrando en esta oferta universitaria” ha destacado Artolazabal quien ha indicado que, aunque la brecha salarial es mucho menor que en el conjunto de la población activa, se detectan desigualdades entre el empleo de hombres y mujeres; las jóvenes de la Universidad de Deusto presentan porcentajes más elevados de reducción de jornadas que sus compañeros de promoción varones.

 

“A mayor formación, más posibilidades de encontrar un trabajo y de encajar en los niveles más altos de las ocupaciones”, ha subrayado la consejera Beatriz Artolazabal al respecto.

 

El 79% de las personas que trabajan en puestos de trabajo acordes con su formación universitaria lo hace en empresas ubicadas en territorio vasco. “Las empresas vascas demandan talento joven y lo están encontrando en la oferta universitaria”, ha recalcado Artolazabal.

 

Jornadas reducidas

La promoción universitaria de 2015 accedió al mercado laboral a los 11 meses de finalizar los estudios, pero dedicó solo tres a buscar activamente un empleo. Los ocho restantes se invirtieron en completar procesos formativos, recabar información del mercado de trabajo, actualizar contactos, etc.

 

Más de la mitad de ese colectivo de universitarios de Deusto (55%) firmó un contrato indefinido, se decantó por el cooperativismo o por el autoempleo. El resto fueron trabajos temporales. Sin embargo, de las aproximadamente mil personas empleadas al finalizar 2018, el 22% tenía una jornada reducida a la semana -26,5% en el caso de las mujeres y 15,6% en el de los hombres-.

 

Un efecto inmediato de la jornada parcial es la merma de salario. Así, el sueldo medio de quienes trabajan a jornada reducida fue de 831 euros, en tanto que para la jornada completa fue de 1.545 euros netos por 14 pagas. “Debemos seguir profundizando en la mejora del empleo y la calidad de las condiciones laborales, con jornadas y salarios que no impidan el desarrollo de un proyecto profesional, personal y familiar pleno”, ha subrayado la responsable de Empleo.

 

Las conclusiones de esta encuesta, que realiza el Gobierno Vasco, a través de Lanbide, desde hace 15 años, a la población universitaria, son muy positivas: consolidan una línea de mejora de la actividad, la ocupación y el desempleo de los graduados de Deusto. “Las empresas vascas demandan talento joven y lo están encontrando en esta oferta universitaria”, según la consejera Artolazabal. Se reafirma, por tanto, la fórmula de “a mayor formación más empleo y más calidad en el empleo”.

 

Factores que determinan la inserción

La encuesta también pregunta sobre “los aspectos que los alumnos consideran han tenido más peso para conseguir el empleo”. Las 6 respuestas más frecuentes son: 55%, titulación universitaria, 35%, experiencia y orientación laboral, 27%, prácticas, 25%, conocimiento de idiomas y 20% formación, especialización.

 

La formación en competencias transversales y en el uso de idiomas son otra de las áreas en las que la Universidad de Deusto apuesta fuerte y así, en el año 2000, y de forma pionera, incorporó el desarrollo y evaluación de estas competencias en todas las titulaciones. Además, recientemente se ha lanzado una amplia oferta de grados bilingües y trilingües. Por otra parte, el programa de movilidad internacional ha permitido que el curso pasado 645 estudiantes de Deusto hayan estudiado en el extranjero. La encuesta de Lanbide confirma que el 47% de los graduados utilizan el inglés en su actividad profesional y el 42% el euskera.

 

Por último, para la Universidad de Deusto, el acompañamiento a graduados en la búsqueda de su primer empleo es un pilar básico y, para ello, ofrece múltiples servicios, desde el Servicio de Empleo y las asociaciones de antiguos alumnos. Entre estos, destaca su bolsa de empleo, a través de la cual intermediaron 1331 ofertas de empleo, el Foro de Empleo y Emprendimiento que se organiza anualmente o la gestión con otras instituciones colaboradoras de más de 300 becas de transición del mundo académico al mundo laboral, becas Global Training y prácticas profesionales.

 

Lanbide analiza mediante encuestas la inserción laboral de las aproximadamente 10.000 personas que todos los años egresan de las tres universidades vascas (UPV/EHU, Deusto y Mondragón). Lo hace tres años después de su titulación, al considerar que este es un tiempo suficiente para enfocar una carrera profesional hacia un sector o profesión determinada.

 

 

Referida por: Deusto Business Alumni
Fuente: Deusto Business Alumni