Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información consultando el Aviso Legal.
Aceptar

Deusto Business Alumni

compartiendo crecemos juntos
 
  • Inicio
  • Actualidad
  • News / Magazine
  • Noticias
  • Encuesta: ¿El futuro de la automoción está en el coche eléctrico?

Encuesta: ¿El futuro de la automoción está en el coche eléctrico?

Martes, 15 Enero 2019
Encuesta: ¿El futuro de la automoción está en el coche eléctrico?

Los asociados/as opinan

 

En la encuesta del último número del periódico de Deusto Business Alumni contamos con la participación de Ana Begoña Ruíz Pellejero, directora - FA - Financial Accounting - SEAT, de la promoción de 1980, Lorea Aristizabal, Head of Corporate Development - Cie Automotive, de la promoción de 1999, y Rafael Sterling, International Business  director en Irizar, de la promoción de 2004 del máster en dirección de empresa y EMBA.

 

Los colaboradores respondieron a la siguiente pregunta: ¿El futuro de la automoción está en el coche eléctrico?
 

 

Ana Begoña Ruiz Pellejero
Directora - FA – Financial Accounting – Seat
Promoción 1980

 

El sector de la automoción se enfrenta a un profundo reto en los próximos diez años, donde convivirán diferentes alternativas eléctricas e híbridas frente a los motores de combustión tradicionales. De un total de 15,5 millones de vehículos vendidos en Europa Occidental en 2016, solo 84.000 coches (el 0,5%) fueron eléctricos. En los próximos tres años, se lanzarán más de 200 modelos eléctricos e híbridos nuevos en todo el mundo y en SEAT vamos a ofrecer las máximas alternativas posibles para afianzar nuestra posición de liderazgo.

 

Para poder alcanzar el modelo de movilidad urbana limpia y sostenible que queremos conseguir, hace falta una profunda transformación que precisa de un trabajo conjunto entre los fabricantes, la Administración Pública y terceros: infraestructuras, puntos de carga, fabricantes de baterías, etc. Para ello necesitamos pactos de estado que favorezcan la competividad y la internacionalización de las empresas para poder ofrecer soluciones de movilidad más limpias y más seguras.

 

 

Lorea Aristizabal
Head of Corporate Development – Cie Automotive
Promoción 1999

 

El futuro está sin duda en una movilidad respetuosa con el medio ambiente y sostenible con nuestro futuro.


La electrificación es una de las grandes apuestas de muchos constructores (especialmente europeos) y, a pesar del incipiente crecimiento de ese mercado, continúa enfrentándose a importantes retos por solventar, entre otros: disponibilidad limitada y precio creciente de materias primas para sus baterías, sus problemas de reciclaje, elevado tiempo de recarga y carencia de infraestructuras, baja autonomía... por no hablar del debate sobre su huella medioambiental real en las diferentes geografías.

Mientras tanto, los constructores japoneses fueron pioneros en el desarrollo de coches con pilas de hidrógeno como otra alternativa a los combustibles fósiles. Eficiencia energética, rápida recarga y mayor autonomía son características de estos vehículos que nos llevan a muchos a considerar seriamente el hidrógeno una solución de futuro.
De todas formas, cualquiera de estos posibles escenarios requiere de apoyo institucional que garantice un proceso de transición gradual y ordenado (empleos, inversiones…) y que soporte las infraestructuras y el desarrollo tecnológico asociado a un paso tan importante en la sostenibilidad como el que estamos tratando de dar como sociedad.

 

 

Rafael Sterling
International Business Director en Irizar
Master en dirección de empresa y EMBA
Promoción 2004

 

Desde mi punto de vista, en los próximos diez años vamos a ser espectadores de un gran cambio en la movilidad, principalmente urbana, a causa de la apuesta social por la movilidad sostenible y apoyada en los desarrollos tecnológicos que están cambiando el sector automotriz.

 

El futuro de la movilidad estará protagonizado por vehículos libres de emisiones, tecnología en la que los vehículos eléctricos tendrán un papel protagonista. La velocidad de la electrificación de los vehículos dependerá de las inversiones en infraestructuras y de la reducción de costes en la tecnología existente, derivado de la escalabilidad en los desarrollos.

 

Es absolutamente necesario que las administraciones públicas alineen las políticas de inversión en tecnologías verdes y establezcan los marcos regulatorios que fomenten la movilidad sostenible.

 

En paralelo con la aparición del vehículo eléctrico, veremos cómo surgen nuevos desarrollos en conducción autónoma y cómo aumenta la conectividad de los vehículos, ambos hechos que convertirá a los vehículos en dispositivos electrónicos complejos, más propios de empresas de Silicon Valley que de la industria automotriz.

 

Referida por: Deusto Business Alumni
Fuente: Deusto Business Alumni