Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información consultando el Aviso Legal.
Aceptar

Deusto Business Alumni

compartiendo crecemos juntos
 
  • Inicio
  • Actualidad
  • News / Magazine
  • Noticias
  • Encuesta: ¿Qué posibilidades le ves a la inteligencia artificial en tu negocio?

Encuesta: ¿Qué posibilidades le ves a la inteligencia artificial en tu negocio?

Jueves, 2 Mayo 2019
Encuesta: ¿El futuro de la automoción está en el coche eléctrico?

Los asociados/as opinan

 

En la encuesta del último número del periódico de Deusto Business Alumni contamos con la participación de Virginia Matesanz, responsable de marketing marca Grupo Eroski, David Hermo, socio del área fiscal de BSK Legal & Fiscal y Loyola Zayas Buesa, directora de desarrollo corporativo y control de gestión del Grupo Conservas Garavilla.

 

Los colaboradores respondieron a la siguiente pregunta: ¿Qué posibilidades le ves a la inteligencia artificial en tu negocio?
 

 

Virginia Matesanz Riaño
Responsable de Marketing Marca Grupo EROSKI
Pr.2000

 

La inteligencia artificial llega al sector de la distribución para revolucionar la forma en la que las personas compran. Más implantada en la cadena de suministro, donde a partir de modelos predictivos de demanda genera eficiencias en la compra, en la gestión de stocks, la reducción del desperdicio o el control de la trazabilidad del producto, incluyendo la automatización de los repartos, la aspiración de la tecnología inteligente es la de ayudar al cliente a mejorar su experiencia de compra, haciéndola más eficaz, sencilla y funcional.


Las marcas y sus distribuidores esperamos que la IA nos permita mejorar la relación con los clientes a partir de una interacción más natural. En su versión conversacional: atendiendo e inspirando al cliente a través de chatbots 24h/365días; aplicada a una transacción cada día más exigente desde la compra omnicanal, con sistemas de pago sin esperas; renovando el punto de venta físico creando momentos únicos a través por ejemplo, de la realidad virtual; o llegando a personalizar la oferta; facilitando el producto adecuado, al cliente concreto, en el momento preciso.


Podemos ver numerosos modelos de IA aplicados al Retail, muchos de ellos en fase de piloto, buscado superar todavía elevados ROIs y algunos rechazos por cierto intrusismo, pero todos ellos con la aspiración no de vender mejor, sino de facilitar al cliente lo que quiere comprar.
 

 
David Hermo González
Socio del área Fiscal de BSK Legal & Fiscal.
Pr.1998

 

De todos es conocido que el trabajo de un abogado o de un asesor fiscal tiene, normalmente, un componente de subjetividad tan elevado que, a priori, difícilmente puede ser sustituido por una aplicación de inteligencia artificial (“IA”). Y es esta la primera y más importante barrera de entrada que tiene la IA en el sector legal y fiscal, ya que los costes de desarrollo de una herramienta pueden exceder con creces el posible aumento de productividad del profesional. A día de hoy, se están desarrollando herramientas que pueden ser complementarias (que no sustitutivas), y que tratan de resolver tareas más estándares o rutinarias: aplicaciones que leen contratos y otros documentos, permitiendo agilizar los procesos de due diligence; o herramientas que tratan de generar alertas en el curso de un trabajo, con el objetivo de evitar los “errores no forzados” de un profesional. Pero el futuro es muy prometedor, porque ya hay quien plantea el poder anticiparse a decisiones de la Administración o de los Tribunales, mediante el análisis automatizado de resoluciones o sentencias ya dictadas, o el poder determinar el nivel de cumplimiento normativo de una empresa mediante la recapitulación de un información básica, que a continuación es procesada por una “máquina” que determina el nivel de riesgo de cometer infracciones o delitos y que propone unas pautas de mejora, como si de un médico se tratara. En definitiva, la IA acabará mejorando la eficiencia y calidad del trabajo de abogados y asesores fiscales, pero previsiblemente el ritmo de integración será más pausado que en otros sectores.

 

Loyola Zayas Buesa
Directora de Desarrollo Corporativo y Control de Gestión
Grupo Conservas Garavilla
Pr. 2004

 

La Inteligencia Artificial abre un mundo nuevo lleno de posibilidades en todos los ámbitos, incluso en aquellos donde parece más complicado. En un sector tradicional como puede parecer a priori el conservero, vemos un potencial enorme de diferentes aplicaciones desde la trazabilidad como base para una pesca sostenible, a la búsqueda de nuevos sabores y productos, pasando por la identificación de especies, tallas y peso mediante un escáner o la optimización en la planificación de la demanda.


Desde el punto de vista de la sostenibilidad, uno de los pilares fundamentales para nosotros en el Grupo Conservas Garavilla, presente en toda la cadena de la industria atunera, desde la pesca a la fabricación para su posterior venta, estamos empleando aplicaciones de inteligencia artificial, fundamentalmente, en 2 ámbitos:
1. Trabajando en algoritmos de previsión de capturas y evolución de precios de materias primas no cotizadas, como el atún, basándonos en históricos de temperaturas de los mares, ciclos climatológicos e incorporando legislaciones y regulaciones más actuales, a medida que se van adoptando en los distintos océanos.
2. Como base para la trazabilidad y los métodos de pesca empleados. Gestión de punto a punto, desde el origen hasta la lata, recabando información completa sobre la trazabilidad de todos nuestros productos, con el objetivo de que el consumidor disponga de toda la información, incluso en su móvil, en un futuro cercano.
 

 

Referida por: Deusto Business Alumni
Fuente: Deusto Business Alumni